Loading…

Ampliación Hardware para olvidar

Se nos presenta una intervención aparentemente sencilla de ampliación de hardware a un servidor, añadiendo un procesador, su disipador, un ventilador adicional de sistema y memoria correspondiente a ese procesador.
El servidor da errores de arranque con los componentes nuevos puestos, todo y que los reconoce bien. Después de múltiples opciones se decide dejar el servidor como estaba (la intervención estaba planificada un mediodía y se acaba el mediodía).
Empiezan las sorpresas y el servidor tal y como estaba antes ya no arranca, dando errores de hardware parecidos todo y que los componentes individuales funcionan.
Tomamos la decisión de trasladar los discos de datos (la infraestructura está montada sobre vmware) a otro servidor que también tiene vmware con otro PDC arrancado. Ese PDC está en modo esclavo.
Empiezan los problemas múltiples. Como nadar contra corriente de forma continua.
1) En el servidor que arranca y queremos migrar datos no hay espacio físico. Toca revisar todo lo existente, desmontar máquinas virtuales paradas, eliminar con sumo cuidado discos de datos y finalmente extraer discos para tener espacio libre.
2) Una vez tenemos espacio parece todo en orden….pero no. El Controlador de Dominio está en estado que no sincroniza. Hacemos que el controlador de dominio ‘esclavo’ pase a ser activo.
3) El DNS del Servidor Windows 2012 da errores y no arranca. Conseguimos sincronizarlo de nuevo tras borrarlo y recrearlo
4) La instalación del programa de gestión (ERP) no funciona. Hay que rehacerla de nuevo
5) Viene la sorpresa final. El Servidor Exchange arranca pero una vez se empiezan a sincronizar los buzones, se vacían enteros dejando solo el contenido descargado pendiente. Se va ordenador a ordenador, recuperando buzones y contenido.
Al final se deja el sistema estable. Una intervención que era sencilla de mediodía acaba a las 4 de la madrugada. Ver para creer. Las sorpresas que puede dar la tecnologia.